diciembre 1, 2021

Voz Nortecaucana

La Voz De Nuestra Gente

Sin excusas, el Millos de Gamero inicia su desafío en la Liga

3 minutos de lectura

Se estrena este sábado contra Envigado en Manizales, donde será local por la cuarentena en Bogotá.

Para Millonarios no hay otro objetivo en este 2021 que ser protagonista, pelear la estrella y ganarla, ese es el gran reto para el técnico Alberto Gamero, que inicia su segundo año al frente del equipo embajador, este sábado frente a Envigado, de local en Manizales (5 p. m.) por la imposibilidad de usar El Campín este fin de semana debido a las restricciones en la localidad de Teusaquillo por el covid-19.

Millonarios apela a la buena forma que encontró en el remate del 2020, con un invicto de 17 fechas en la Liga, incluyendo el torneo de eliminados que ganó, aunque no se impuso en el repechaje contra el Cali. Ese nuevo golpe, sumado a no clasificar a las finales de la Liga, dejó al equipo sin el consuelo que era el cupo a la Copa Suramericana. Por eso el 2021 es un año lleno de retos para Gamero.

Para ilusión de la afición, y del propio Gamero, llega un jugador de experiencia, un referente del fútbol colombiano como Fredy Guarín, que pese a no llegar en forma competitiva, porque no juega un partido oficial desde el 13 de marzo del año pasado, con Vasco da Gama de Brasil, es el jugador en el que confía el club para engranar el plantel, llenarlo de experiencia y liderazgo en el mediocampo, y para que guíe a los jugadores jóvenes que son la gran apuesta del club.

Guarín, quien anticipó que uno de sus sueños era jugar en Millonarios, tras actuar en el fútbol italiano y chino, viajó con el equipo azul a Manizales, en espera de tener sus primeros minutos de juego vestido con la camiseta embajadora.

Millonarios viajó con ausencias, tal como le pasó en el remate del 2020, con jugadores en recuperación como Mackalister Silva, Ricardo Márquez y Felipe Román. Sí viajaron Harrison Mojica (mediocampista que llegó de Jaguares), Daniel Felipe Ruiz (extremo procedente de Fortaleza), y Jáder Valencia (delantero que regresa del Lens de Francia), que no juega desde el 7 de marzo del 2020 y es la única novedad en el ataque para este campeonato, lo que ha generado preocupación entre la afición.

“Terminamos el año con una posición futbolística bastante interesante. Lamentablemente, no nos alcanzó para llegar a Sudamericana o entrar en los ocho, pero estamos contentos con el trabajo de Gamero”, dijo hace poco el presidente del equipo, Enrique Camacho, en Caracol Radio, en defensa del proceso que sigue el club, con varios jugadores jóvenes que despuntaron, como el portero Juan Moreno o el atacante Emerson Rodríguez.

Mientras tanto, la afición sigue en expectativa por el delantero Fernando Uribe, jugador que ya estuvo en Millonarios y que tras su paso por el fútbol brasileño y mexicano era una alternativa para reforzar el ataque. La afición lo pidió a gritos debido a la ausencia de un goleador de cartel para la temporada. De hecho, esta semana se hizo tendencia el #SerpaContrateaUribe, con el que los hinchas clamaban ante el dirigente del cuadro azul. Serpa, máximo accionista de Millonarios, se habría reunido con Uribe, pero no hubo acuerdo económico. Luis Carlos Serrano, representante del jugador, dijo en Win Sports que no se llegó a ningún acuerdo y que Uribe ya está viendo otras opciones.

Así las cosas, Millos les apuesta a los hombres que trajo, a su cantera y a la base que construyó Gamero, con Cristian Arango como referente, Juan Carlos Pereira, Matías de los Santos, Juan Pablo Vargas, Mackalister, y todos girando en torno a Guarín, el verdadero refuerz

Tomado del tiempo.

Compartir

Deja una respuesta