diciembre 9, 2021

Voz Nortecaucana

La Voz De Nuestra Gente

Denuncian combates en medio de población civil en Caloto y Toribio, norte del Cauca

3 minutos de lectura

Comunidades y organizaciones sociales rechazaron los combates registrados en la madrugada de este jueves en zona rural de los municipios de Caloto y Toribio, norte del Cauca, y aseguran que el cruce de disparos se ha presentado en medio de civiles.

«El inicio de año está marcado por la intensificación de las acciones bélicas en esta parte del Cauca. Hay un incremento de los combates entre los grupos armados: son por lo menos tres enfrentamientos semanales desde enero», indicó Mauricio Lectamo, comunero nasa y coordinador de DD.HH de la Asociación de Comunidades Indígenas del Norte del Cauca, Acín.

Señaló que «hay un retroceso en la armonía en nuestros territorios y en el tema de derechos humanos».

Los enfrentamientos entre soldados y disidentes del frente Dagoberto Ramos de las disidencias Farc que se registraron este miércoles se extendieron por más de cinco horas. Según la misma comunidad, comenzaron alrededor de las 9:00 a.m. y se prolongaron hasta las 3:00 de la tarde, cerca de las viviendas.

Luego, los disidentes también atacaron a los soldados con explosivos artesanales, conocidos como ‘tatucos’, lo que hizo que la confrontación iniciara de nuevo la confrontación hasta horas de la noche.

«Como retaliación a la presión ejercida por parte de las tropas, los integrantes de esta estructura armada, al mando del sujeto conocido con el alias David o ‘Cholinga’, atacaron a la población civil lanzando un artefacto explosivo sobre una vivienda, sin considerar la integridad de los habitantes del sector y generando una distracción para emprender la huida», confirmó el brigadier general Jhon Jairo Rojas, jefe del comando específico del Cauca

Además de los combates, entre los hechos más recientes está la explosión de un artefacto que lanzaron al patio de una vivienda en la vereda El Damián, este miércoles, y que deja siete comuneros heridos.

«En lo corrido del año ya son muchas las víctimas directas de estos combates. En su mayoría civiles y esto demuestra que hay un retroceso gravísimo en el tema humanitario, ya que no vivíamos esta situación desde el 2011, cuando un explosivo impactó una vivienda de la vereda El Credo del resguardo Huellas, en Caloto. En esa ocasión resultaron lesionadas siete personas y murió una niña», agregó.

Los siete comuneros heridos, entre ellos dos menores de edad, fueron trasladados a centros asistenciales de Santander de Quilichao y Cali.
Posteriormente fueron identificados como Janeth Ipia Noscué, Darío Pavi Casso, Gladis Ipia Noscué, Juan Carlos Ipia Noscué, José Ignacio Díaz, Mabel Alejandra Ipia Noscué y Andrade Conda Jilicué.

Cabe mencionar que esta acción se da luego de que integrantes de ese grupo armado al margen de la ley liberaran al exconcejal de Caloto, Wilson García, en esta misma zona del norte del Cauca.

En medio del incremento de los combates en diferentes municipios, se firmó un pacto por la vida, los derechos humanos, el territorio y la paz entre sectores sociales y autoridades regionales.

«Es un día histórico para nuestro departamento; nos hemos unido todos los sectores y actores, en pleno reconocimiento de nuestras diferencias, para hacer un llamado por la defensa de la vida, el territorio, la protección de los derechos humanos y la búsqueda de la paz», aseguró Elías Larrahondo Carabalí, Gobernador del Cauca frente a esta iniciativa que busca llegar hasta el gobierno nacional para garantizar la paz en la región.

Tomado de el Pais

Compartir

Deja una respuesta