diciembre 1, 2021

Voz Nortecaucana

La Voz De Nuestra Gente

Alerta máxima en Risaralda: se acabaron las UCI para pacientes covid

3 minutos de lectura

Las autoridades departamentales están considerando solicitar traslado de pacientes a Bogotá o Cali.

Luego de presentarse un aumento en los casos de contagio de covid-19 en Risaralda y el incremento de pacientes críticos de otras patologías, las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) del departamento llegaron al tope de su ocupación y siguen en alerta roja, según lo advirtió el secretario de Salud del departamento, Javier Darío Marulanda.

Según el último reporte, todas las UCI para covid-19 están ocupadas y solo quedan 48 camas de UCI generales, pero estas no se pueden usar para pacientes covid porque la atención es distinta.

Esta ocupación se presentó debido a que la semana pasada, antes de la Navidad, se registraron días con más de 600 casos de personas positivas para el virus.

El hospital departamental San Jorge de Pereira y las clínicas Los Rosales, Megacentro, Comfamiliar, San Rafael y Santa Mónica ya no tienen camas disponibles en UCI para atender pacientes con complicaciones derivadas del covid-19, según el más reciente boletín epidemiológico de la Secretaría de Salud departamental.

«Hemos podido evidenciar que todas las UCI destinadas para covid-19 están absolutamente llenas. Se han hecho maniobras hasta donde lo permite la parte clínica para poder movilizar pacientes de una unidad a otra, pero si hay una alta demanda esta semana, no va a haber posibilidad de recibir pacientes con covid-19», informó Marulanda.

El funcionario agregó que esta situación ha llevado a que se tengan que transformar las camas y a transportar los ventiladores a otras áreas, como trauma, urgencias y hospitalización, para que el personal asistencial pueda apoyar en la vigilancia y el monitoreo que requieren los pacientes.

«Un paciente con problemas respiratorios que es intubado no solamente requiere del ventilador, sino de monitores, bombas de infusión, medicamentos, y hay escasez de estos últimos, sobre todo de los sedantes como el midazolam. Se están utilizando otros que, aunque se pueden usar, no es lo ideal. Nos ha tocado recurrir a otro tipo de sedantes dentro de la experticia que tienen los médicos«, explicó el secretario.

Aunque la administración departamental está revisando cómo poner en funcionamiento más camas de UCI, Marulanda advirtió que esa no es la solución, «porque tenemos una limitante que es el personal médico y paramédico, pues las enfermeras, auxiliares y médicos son especializados y ellos también se han ido enfermando y agotando y todo tiene su límite como los medicamentos. Hoy vemos la fotografía de las decisiones tomadas por la gente hace 15 días«.

Hace unos días, la alcaldía de Pereira decidió acatar la circular del Gobierno Nacional que restringió la venta y consumo de licor después de las 10 de la noche todos los días a partir del 18 de diciembre.

Además de esta medida, se declaró el toque de queda para 24, 25, 31 de diciembre y 1.º de enero de 2021, entre las 11 de la noche y hasta las 5 de la mañana del día siguiente a cada festividad, con el propósito de frenar el incremento de casos de contagio en la ciudad. Desde el inicio de la pandemia, Risaralda ha registrado un total de 33.300 positivos de covid-19.

De acuerdo con el coordinador del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (Crue) de Risaralda, Juan Guillermo Ramírez, ya hay lista de espera de pacientes ante la ocupación total de las UCI con las que cuenta el departamento para la atención de casos críticos de covid-19.

«Estamos en una situación de grave ocupación, una verdadera emergencia y lo que hace que la calidad en la prestación del servicio tenga grandes restricciones. De continuar así, tendremos una situación delicada e incómoda para los familiares de los pacientes ya que no se podrán ubicar en Risaralda, sino en otros departamentos donde encontremos camas. Estamos pensando en remitir pacientes a Cauca y Cundinamarca».

TOMADO DE: eltiempo.com




Compartir

Deja una respuesta